31 mayo 2006

El Chingo-Paso de las Bloggeras

24 comentarios
Dante: ¿cómo ves a esa vieja?
Mulder: chingo.
Dante: yo paso.
Amiga de Dante: ¿cómo que chingo?
Mulder: pues chingo.

Obviamente la amiga de Dante, cuyo nombre olvidé (pero es a toda madre, eso que ni qué), no entendió, por eso mi compa procedió a explicar de una manera un tanto...

Dante: chingo de me la chingo.

Al ver la tan brillante y específica explicación del buen Chango tuve que sacar a flote mi lucidez mental y con toda la sutileza que cargaba en ese momento, expliqué de la manera más clara posible.

Mulder: chingo de se la meto.

Bueno, mi nivel de sutileza no estaba precisamente al máximo, lo admito.

Por allá en mis lejanos y gloriosos días de prepa, las horas libres eran abundantes (aunque no tanto como ahora), y las maneras de gastarlas eran muchas y muy variadas. Una de las más calmadas y no menos aburridas eran jugar Chingo-Paso. Te sientas en una banquita (o en un rincón) de una plaza de la escuela y comienzas a juzgar a las transeúntes, basándote única y exclusivamente en el aspecto físico, nada más. Es divertido porque al ver acercarse a una vieja horrible, tú piensas que todos van a pasar, pero la sorpresa es enorme al escuchar que uno de tus amigos chinga y te da las razones de por qué. La polémica que se genera es sorprendente, no se diga cuando te toca ser el único que chinga y tienes que defender tu punto de vista (o el de tu pito, como prefieran). También puedes jugarlo simplemente enunciando el nombre de la vieja, pero siempre es mejor verlas para juzgar la calidad del ganado en vivo (es decir, en movimiento –ahhh, que puerco soy-).

Ahora es algo que hacemos de manera inconsciente al estar pendejando, vemos algo que se mueve con tetas, o escuchamos tacones y de inmediato cada uno emite su juicio. Y ya.

Ahora, después de haber juzgado a cuanta vieja ha pasado frente a mí, e innovador como soy (uy, que innovador) me dedico a comenzar este juego: El Chingo-Paso de las Bloggeras.

Estas son las bloggeras con las que he tenido algún tipo de trato, he leído, o simplemente he visto sus fotos en alguna ocasión, no vienen en ningún orden específico, así que comencemos.


Slayer




Y comenzamos con la ya desaparecida (y por todos añorada) Slayer, para los que recuerden (y como pueden ver) ella fue una de las concursantes de Miss Bloguita 2005. Piel blanca, cabello oscuro, ojos grandes, desafortunadamente no pude conseguir una foto de su cuerpo para publicarla aquí, pero damn it!, mejor de lo que se imaginan, delgada y con unas curvas excepcionales. Sé que no se debe de tomar en cuenta, pero comento que para soportar (y a veces hasta reírse de) mi humor, con eso ya es más que una mujer interesante. Universitaria exitosa, una mujer en toda la definición de la palabra. Definitivamente es un CHINGO con mayúsculas.

Blog borrado


Pink-Bell







Ella fue otra de las concursantes del Miss Bloguita 2005. Su séquito de seguidores no es pequeño, podemos ver que tiene unas piernas bastante llamativas, ojos grandes y mucho tiempo libre para tomarse miles de fotografías. En algunas fotos logra verse muy bien y en otras un tanto extraña, casi pareciera no ser ella. Con temor a sonar medio puñal, debo decir que Paso, aunque con su actitud ella podría ser capaz de cambiar este veredicto, es a toda madre.

Visítala


Caro




Caro es una de las primeras blogueras que conocí en persona, es muy agradable, pero eso no nos interesa. Físicamente, como podemos ver en la foto, Caro tiene un-no-sé-qué-que-qué-sé-yo bastante llamativo. Como ya hemos visto a través de las temporadas de Big Blogger, es una mujer que no teme mostrar su cuerpo, bien hecho, y después de la foto que publicó la temporada pasada, con su camisón negro y tendida en su cama (si alguien la tiene, rólela, para anexarla a este post), sería putísimo si no dijera Chingo.

Visítala


Mila




Bloguera desconocida, debido su brevísima incursión en la blogosfera, afortunadamente con eso bastó para conocerla. Como podemos ver en la fotografía, una mujer completamente apetecible, mirada inocente, esbelta, bien delineada, mejillas rojizas y con unas bonitas piernas blancas. Si yo hubiera sido Dios, lo primero que hubiera inventado después de las mujeres y la lencería hubieran sido las minifaldas. Siempre se agradece una mujer en minifalda, siempre y cuando tenga lo que se necesita para lucirla bien, así como lo hace nuestra guapa Mila. Es un Chingo seguro.

Blog borrado


La Maga (la de León)







Si estás leyendo esto es porque no estás viendo las fotos. Si no estás viendo las fotos no sé por qué, a mí me cuesta horas despegar la mirada cada que veo esas piernas tan perfectamente formadas. ¿Necesitan ver algo más?, yo no, me atrevería a decir casi con seguridad (salvo lo que diga el Piernatrón) que estamos contemplando las mejores piernas de la blogosfera mexicana. Una vez más, Dios bendiga las minifaldas. Chingo.

Visítala


Keity







Guapa norteñita que es delgadita (mmm, como me gustan) pero tiene lo suyito. No tiene la cara más bonita, pero tampoco es fea, además, tiene la facultad de ser muy sexy cuando se lo propone. Cabello lacio y oscuro, otro punto a favor. Ella fue la primera persona que me contactó debido a mi blog, y vaya agradable sorpresa me llevé. Además compartimos varios gustos. A la fila, tiene novio. Pero por lo mientras: Chingo.

Visítala


Ga










Como pueden ver, ella es bastante guapa, y aunque no estoy autorizado para demostrarlo, luce un cuerpazo. Mi opinión es respaldada por el más o menos confiable Calleja. Por lo pronto les diré que se trata de una mujer alta (enanos y/o feos, abstenerse), delgada, formada y curveada, deberían ver esa cinturita, piel blanca, cabello lacio y negro. Ustedes no lo saben pero tiene la risa más contagiosa que existe y también es muy, muy lista. Aquí me cuesta un poco de trabajo emitir un juicio basándome sólo en el físico, pero haciendo un esfuerzo puedo decir que Ga se merece un: Chingo.

Visítala


Erdrick Gounier (o “Rubria Morán” pa’que no suene a güey)









A ver, tómense un momento para ver las fotos. ¿Ya?, ¿seguros?, a ver, véanlas otra vez. ¿No es guapísima?, sí, creo que se empieza a notar un patrón, delgadas, tez clara, cabello lacio y oscuro, creo que ese es mi prototipo de mujer. En este caso hablamos de una señorita que habita en Aguascalientes y trabaja como modelo (¿edecán?), imagínense el cuerpazo. ¿Qué más puedo decir?, es definitivamente una de las tres bloggeras mexicanas más guapas que existen. ¿Con esa carita le pueden decir que no?, yo no. Otro CHINGO con mayúsculas.

Visítala


Mehnnina










A ella la conozco desde años antes de saber lo que es un blog, siempre me ha caído bien, pero para la otra invento un juego para clasificar si las mujeres me caen bien o no, aquí a lo que vamos. No es delgadita, aunque tampoco entra en la categoría de “gorda”, tiene una cara muy risueña y una forma de vestir bastante peculiar, muy original, y con esto no me refiero a que vista mal, en lo absoluto. Definitivamente creo que lo más estimulante de ella no es su físico, al menos para mí, porque he conocido gente que si me ha dicho: Chingo, respecto a ella. Yo por esta ocasión, Paso.

Visítala


Bego







Amiga inseparable de Mehnnina. Otra bloguera queretana que conozco en persona desde antes de descubrir la blogosfera y sus delicias. Como pueden ver tiene el cabello lacio y castaño, una cara que puede variar mucho de acuerdo a lo que pretende expresar, tampoco es delgada delgada, pero no está mal, nada mal, de hecho, tiene buenos atributos (de nuevo, aquí alguien me apoya). Eso sí, con todo respeto (ajá), Chingo.

Visítala


Paloma







Ella también participó en Miss Bloguita 2005 y no le fue muy bien. Creo yo que muchas de las que quedaron en mejor posición que Paloma no tenían ni por mucho los atributos de esta mujer, que sí, es muy fea, no lo niego, pero que está bien Ricarda nadie se lo quita. Chingo.

No recuerdo su dirección, rólenla para ponerla.


Kari Almaraz




Es bastante delgada y tiene el look de chica-nerd. Su cara me gusta, mandíbula medio marcada, lentes cuadrados, si no mal recuerdo en algún lugar llegué a ver que era muy delgada, pero nada exagerado, ella hace que demos gracias por que el efecto “negativo” se puede deshacer. Su blog es realmente muy bueno y en cuanto a sus gustos musicales (que no es que importen para la calificación, pero es mi blog y si quiero los pongo), parece que le gusta mucho el rock mexicano, no el nuevo, el viejito; esto no es malo, pero tampoco es lo mejor que podemos pedir. Chingo.

Visítala


Fong


[Chale, no encontré las fotos que me había pasado]

La Fong también es del norte y también es a toda madre. Físicamente no he visto mucho de ella, tez morena, ojos grandes, sonrisa amplia, no es delgada aunque debemos reconocerle algo, se preocupa por arreglarse más que la mujer promedio; y como todos sabemos, eso ya es ganancia, pues hay algunas mujeres que son guapas por naturaleza pero nomás no le echan ganas y llegan a quedar detrás de otras que no son tan atractivas pero se saben arreglar para aparentar estar mejor de lo que Dios las hizo. Por esta ocasión Paso.

Visítala


Rox










Inteligentísima mujer jaliciense. Complexión esbelta que no flaca, no es una modelo, pero tiene. Además, también suele ser vanidosa y por lo tanto sabe arreglarse. Ya dije un chingo de veces que no cuenta para esta calificación, pero es una de las mujeres con el sentido del humor más negro que conozco. Chingo, eso sí, [con voz aguardentosa:] con toooooooooodo respeto.

Visítala


Mafa










Mafa es muy guapa, al menos a mí me agrada bastante su cara (una vez más, aparece el prototipo). El problema que yo tengo con esta desaparecida bloggera es que, me gustan las mujeres delgadas, pero ella es demasiado, es de esas mujeres que tienes miedo de tocarlas porque sientes que se pueden romper. No viene al caso pero es una gran fotógrafa. Y volviendo a lo que venimos, es difícil decirle que no a esa carita, pero Paso.

Visítala


Violeta







Desconocida bloggera hidrocálida, tiene apenas 19 o 20 años, pero se ajusta al prototipo. También es delgada, pero no tanto. Dice tener hermanas mayores, todos quisiéramos ver. Hay algo en su cara que no encaja del todo bien, aún no logro descifrar que es, pero a pesar de eso yo la considero muy guapa así que Chingo.

Visítala


Jazmincita




Veracruzana agradable y ansiosa por entrar a Big Blogger. Es morena, llenita, cabello oscuro y multifacética; igual podemos verla pintada cual darketa que sin una pizca de maquillaje y con el gesto más infantil. En apariencia es bastante cursi, no la conozco en persona así que no podría juzgar. Un Paso para esta bloggera de tierras jarochas.

Visítala


Monica Román







Para empezar es conductora de radio, así que la voz debe ser bastante agradable. Sabe de música, y tiene una agradable sonrisa. Según yo, se ve más joven de lo que dice ser, y la considero guapa. No he visto fotos de cuerpo completo, pero por lo que veo, me atrevo a decir que es un Chingo.

Visítala


Mariana










Uhhhh, a esta la conozco desde los 3 años de edad. Siempre hemos llevado vidas paralelas sin ser realmente amigos, es curioso que cuando parecía que habíamos perdido contacto fue el blog lo que nos volvió a juntar. Hasta la fecha no sé si me ha mencionado en el suyo o todo es un ataque de egolatría de mi parte. Si algo puedo decir de ella que sea digno de alabarse es que es muy deportista, y como todos sabemos las deportistas tienen todo en su lugar, siempre es placentero toparse con alguien que no muestra flacidez por ningún lado. Tal vez tenga la frente un poco amplia, pero le echa ganas. Chingo.

Visítala


Lilian




Otra bloggera que habita tierras queretanas. Es delgada y agradable, a veces un tanto sentida pero bueno. No es fea pero... diablos, hay algo de su cara que no me convence. Sabe algo de música, aunque a veces puede ser un tanto traumada y si algo le apasiona, prepárate para escuchar un discurso. A pesar de todo, me cae bien, pero hasta ahí, Paso.

Visítala


La Maga (mi vieja)









De entrada ya me gané una cagotiza por este post. Pero bueno, las mujeres siempre encuentran algo para enojarse así que si no hubiera sido esto sería otra cosa. Ni siquiera tengo que describirla, miren las fotos, trigueña, cabello oscuro, y poseedora de la boca más sexy de toda la blogosfera. De sus atributos físicos ¿qué puedo decir?, 1.69 m de pura sensualidad. ¿Que me estoy viendo muy mandil?, desmiéntanme. Además de lo que se ve, tiene un gran sentido del humor, es muy lista, tiene un nivel de cultura muy por encima del promedio y se aguanta todas y cada una de mis leperadas. No puede tener otra calificación más que CHINGO y RECHINGO. Eso sí, puede llegar a ser muy estresada. Pero VUELVO A CHINGAR.

Visítala (pero te pasas de lanza y te parto tu madre).


Y aquí concluye esta primera entrega de “El Chingo-Paso de las Bloggeras”. Si algún caballero desea continuar con el juego, adelante (no es que necesite mi permiso), puede agregar a las bloggeras que considere pertinente (ahhh, que chingón hablo cuando me lo propongo). Y señoritas, si se quedaron con ganas de ser juzgadas por este ojo crítico, fino y educado (bueno, no tanto), pueden mandar sus fotos a elmulder666@gmail.com, no importa si no son bloggeras, podrían aparecer en la segunda entrega de este entretenido game (yeah, también soy bilingüe).

Y ya, me tardé un chingo haciendo este post.

27 mayo 2006

TVEP

9 comentarios
Tan sólo una semana. ¿Será?

22 mayo 2006

Rola de la Semana

12 comentarios
En esta ocasión la chingona es de De Saloon, aquel grupo chileno de rock que tanto me recuerda a mi querido grunge. Y aunque el grunge suele ser generalmente agresivo, esta canción es más bien tranquila, sentimental... una canción nena pues, de esas que son para cuando andas bieeeen enculado.

La canción habla de un cabrón pidiéndole a su vieja que se quede (por eso el nombre), yo sé que a las viejas no hay que rogarles, pero la canción igual está buena para escucharla solo en tu cuarto y luego salir y decir que ni madres, que te traigan a la siguiente vieja.

Y no, no me llega, ¿o sí?, snif. Pinches viejas, ya me emputé (Leyto dixit).

19 mayo 2006

Carta de Advertencia

16 comentarios
No acostumbro poner cadenas en este blog, de hecho rara vez aparecen cosas que no sean pendejadas mías. Esta vez hago una de esas honrosas excepciones debido a que me llegó algo que me hubiera gustado haber escrito yo mismo, y además, según yo no está tan difundido. Entre que es broma, entre que es cierto, mujeres: TOMEN NOTA.



Amorcito de mi vida, esposita / Novia amada:

1. Del 9 de junio al 9 de julio, debes leer la sección deportiva del Mundial para tener tema de conversación; de lo contrario no te quejes de falta de atención, de que se te mire mal o que se te ignore rotundamente...

2. Durante el Mundial la tele es mía, a todas horas, sin excepción, bajo pena de perder una mano. El control remoto también es mío; ni lo mires.

3. Si tienes que pasar frente a la TV durante un partido, no me importa, siempre y cuando pases gateando y sin distraerme. Si decides hacerlo desnuda, te recomiendo abrigarte de inmediato y tomarte 2 Tabcines porque no voy a atender enfermas en el mes del Mundial.

4. Durante los partidos estoy sordo y ciego a cualquier cosa ajena al televisor, también mudo, a menos que requiera de una botana o algo para comer. Ni sueñes que voy a hacerte caso, que te voy a escuchar, que abriré alguna puerta, que contestaré el telefono o que levantaré al niño que se cayó del segundo piso. Nada mujer, nada.

5. El refrigerador debe tener siempre cervezas, bolsas de hielo para el trago y Red Bull. En la despensa es indispensable tener Doritos, papitas y demás cochinadas, para cuando lleguen mis amigos a ver el partido. En agradecimiento, vas a poder ver tele desde la media noche hasta las 6 de la mañana, siempre que no haya una repetición de algún partido que no pude ver durante el día o que fue tan bueno que vale la pena verlo dos veces.

6. Por favor, si me ves molesto porque el equipo de mi preferencia va perdiendo no me digas "no es para tanto" o "en el próximo seguro ganan"; con eso sólo lograrás que me moleste más y que te quiera menos. Es simple: NUNCA sabrás más de futbol que yo y tus palabras de aliento se las llevará el viento del divorcio.

7. Puedes sentarte a ver un partido conmigo y puedes hablarme en el medio tiempo, pero sólo mientras duren los comerciales y siempre que el resultado parcial no me muestre indispuesto. No está de más recalcar que he dicho UN (1) partido, por lo que no sería inteligente que te columpies creyendo que el mundial es un lindo pretexto para que estemos juntos.

8. Las repeticiones de los goles son muy importantes. No importa si ya las ví o no las he visto; desearé verlas de nuevo. Infinitas veces. TODAS las veces.

9. Durante el Mundial que no se te ocurra organizar una reunioncita o cafecito en la casa con tus amigotas, no importa el motivo. Asimismo, no permito interrupciones ajenas a la casa (cena con tus padres, comida familiar, nacimiento de algún niño, bautizo del hijo de no sé quién, primera comunión del hijo de tu amiga, matrimonio de tu hermano, etc. etc. etc.), porque: A) No voy a ir B) No voy a ir C) No voy a ir.

10. Los resúmenes de la Jornada Mundialista durante la noche son tan importantes como los juegos mismos; no se te ocurra decir: "pero si eso ya lo viste, ¿por qué no cambias de canal y vemos algo que todos queramos ver?". A este respecto, y en caso de cualquier duda, favor de referirse al punto 2 de la lista.

11. Finalmente, ahorrate expresiones como "¡qué bueno que el Mundial es cada 4 años!" ... Estoy inmunizado contra palabras necias porque, además, luego viene la Champions, la UEFA, el Campeonato Nacional, la Copa Toyota Libertadores, la Copa Nissan Sudamericana, la Recopa, Liga Española, Liga Premier, Bundesliga, Italiana, la Copa America, etc., etc., etc. ...

12. Princesa, por favor toma nota de que esto comienza a tener vigencia a
partir del 09 / 06 / 2006. Guerra avisada no mata gente.

18 mayo 2006

Y que dijeron

16 comentarios
Aquellos que hayan entrado a mi blog (no su, ni de José Luis Ávila Herrera, sino MI) el viernes pasado entre 1:30 y 2:10 de la tarde se habrán topado con el post que publiqué ayer (sí, dije PUBLIQUÉ).

Como podrán observar, el viernes publiqué un post a la 1:00 de la tarde aproximadamente. El problema se dio hasta las 2:00 cuando mientras dormía tranquilamente el buen amigo Calleja me mando un mensaje informándome que algo extraño pasaba en mi blog.

De inmediato entré para toparme con ese post. Por supuesto que se me salió un pedo con todo y premio. De inmediato intenté acceder a mi cuenta de Blogger y al ver que pude hacerlo, en chinga cambié la contraseña. Lo siguiente fue borrar el post aquel.

Me puse a meditar, era raro que me crackearan la cuenta tanto tiempo después del conflicto aquel y sobre todo a mí que no fui incluido en la lista oficial de enemigos (snif), además, todo parecía indicar que lo tenían que hacer al poco tiempo de que yo hubiera posteado. Quizá mi contraseña se quedaba en algún tipo de memoria RAM de algún servidor y de ahí la extraían, no sé.

Tal vez alguna clase de principio como cuando posteas y luego vas a otra página pero al regresar a la principal de Blogger te manda directamente al escritorio de tu cuenta, sin pedirte contraseña. Como hace rato que postee y le deje la computadora a mi hermano sin cerrar el navegador…hijo de su puta madre.

-Carnaaaaaal, no mames, fuiste tú, ¿verdad?
-No manches, ¿por qué yo?
-Pues porque te deje la compu después de postear y se queda abierta mi sesión de Blogger, ¿fuiste tú?
-No sé.
-Hijo de la chingada, ya me la había creído.

Menos mal, fue sólo una buena puntada (lo admito, se merece un premio por semejante bromita). De hecho tanto Calleja como Huevo se la celebraron en grande al enterarse. Pero va a ver, esto no se queda así. Reclamo venganza.

Chale, me la aplicó.

17 mayo 2006

¿Ahora quién se ríe?

8 comentarios
Soy José Luis Ávila Herrera, estaba aburrido y recordé que tenía cuentas pendientes con este PENDEJO, así que le hackeé su cuenta solo para demostrar que NO SOY NINGÚN CHARLATÁN.

Esto es solo una advertencia, no solo para tí Mulder. PIÉNSEN dos veces antes de meterse conmigo.

15 mayo 2006

Canción de la Semana

3 comentarios
Porcupine Tree es una banda inglesa que tiene su origen en 1987, cuando Steven Wilson “inventó” junto con otro amigo un grupo que tenía sus inicios en los 70’s. Wilson se dedicó a grabar horas de música que se supone era lo que esta agrupación había hecho desde la década anterior. Aunque nunca fue bien criticado su trabajo, una revista lo invitó a colaborar con una canción en una recopilación anual. Gracias a eso, una disquera de reciente formación decidió firmarlo para grabar sus primeros discos.

Es hasta 1993 y después de dos discos de estudio que Porcupine Tree se convierte realmente en un grupo, ingresan Richard Barbieri (teclados), Colin Edwin (bajo) y Chris Maitland (batería). En el 2002 se produce el último cambio en la alineación, sale Maitland e ingresa en su lugar Gavin Harrison. El cuarteto queda completo con el fundador Wilson (vocalista, guitarrista y principal compositor).

Hasta la fecha cuentan con ocho discos de estudio, dos en vivo y tres recopilatorios. Entre otras disqueras han trabajado para la misma que produce los discos de Bjork.

Si quieren saber más pueden checar su artículo en la Wikipedia o la página oficial de Porcupine Tree.

La canción que les voy a recomendar para comenzar a escucharlos se titula Trains y pertenece a su séptimo disco de estudio In Absentia que fue puesto a la venta en Septiembre del 2002.

Porcupine Tree – Trains

12 mayo 2006

Día de la madre, hay que rezar

14 comentarios
A mi abuela y a mis tías maternas sólo las veo algo así como 5 veces al año, lo cual es poco considerando que viven a diez minutos caminando de mi casa. El miércoles pasado fue una de esas ocasiones (la primera en año nuevo, la segunda me las encontré por casualidad en un centro comercial, así que ésta fue la tercera). Mis tías son desmadrozas cuando están todas juntas, no puedo decir que me aburro con ellas, simplemente hay aspectos que me son difíciles de tolerar, aspectos que algunas de ellas manejan a la perfección y sin saberlo si quiera.

Estoy casi seguro que algunas de ellas (llamémoslas tía O y tía B) tienen la firme creencia de que yo sigo siendo un bebé, o debido a algún fuerte defecto visual (no hereditario) mis brazos son invisibles para ellas.

-Mira Jorge, aquí hay ensalada, te voy a servir tantita.
-No tía gracias, yo me la sirvo al rato.
-Ay ándale, mira, ahí te va.
-No tía, en serio, me sirvo al rato.
-Come que te hace bien, es nutritiva, ándale.
-Gracias tía, no, yo me sirvo al rato, cuando me acabe el arroz y el pollo.
-Lo que pasa es que no quieres comer ensalada, ¿verdad?, ¿pero por qué?, si es tan rica.
-Pero si te estoy diciendo que sí voy a comer, solo que al rato.

Son tan, tan amables que hostigan, que digo hostigan, aturden, enloquecen y encabronan. Chingao, ni mi madre me trata de esa manera. A los 5 minutos de la escena anterior, y mientras todavía no me he terminado el pollo.

-Ándale Jorge, come ensalada.
Aquí levanto la mirada lentamente, respiro hondo y digo: “Tía, no me he acabado el pollo, hace rato dije que cuando me lo acabe” y culmino con un lento pero sonoro “graaaaacias” que en realidad significa más bien: “déjame de joder, quiero comer en paz”.

Afortunadamente soy un cabrón muy hipócrita y con bastante control sobre sí mismo, de no ser así, mis señoras tías en su vida volverían a dirigirme la palabra después de escuchar todo lo que tengo que decir ante su tan cautivante deseo de atender a los demás y su chingada insistencia a que me trague todo lo que cocinaron, que para colmo sí lo voy a hacer (decir que no a la comida es pecado, lo dice la Biblia), simplemente las formas de comer son diferentes. Veamos, si a cualquier persona de mi familia materna le sirven un plato con arroz, pollo y ensalada, comienza a pincharle al pollo, mientras coge un trozo de ensalada y retaca el tenedor (el espacio que queda en él) con arroz, y así van comiendo, todo a la vez. Yo por el contrario, primero me como todo el arroz, luego todo el pollo y para terminar toda la ensalada, y si me sirven todo en orden en vez de las tres cosas juntas mejor. Ahí radica un punto que crea cierto conflicto, pues como yo no como de la misma manera que ellas (pero no son lo suficientemente perspicaces para notarlo), dan por sentado que ya no voy a comer.

Ok, ya basta de chilletas de la comida, sueno como una nena quejándome porque me atienden bonito (y eso que no les he platicado de cuando me quieren poner a bailar a la de a huevo). Mejor quejémonos de la gran venda que tienen frente a los ojos.

Por ejemplo, esta última ocasión, mi mamá les platicaba que el hijo de unos amigos de mis papas (que también es mi amigo –chiste local-) se cayó en su carro de un puente, terminando en el pavimento llantas arriba, inconsciente, sin más daños que un raspón y afortunadamente frente a un hospital. Entonces tía O viene con su atinadísimo comentario:

-Ves, y luego dicen que las oraciones de las mamás no sirven, se ve que su mamá si le reza mucho a diosito.

Pffffft, no me toques los huevos, me tranquilizo, pero la gama de comentarios que se me ocurren es tan amplia que seguro me saldrá una hernia por habérmelos aguantado. Entonces la plática sigue:

Tía P (esta si me cae a todísima madre) comenta que en cierta avenida de la ciudad hubo un accidente donde ocho chavos viajaban en camioneta y después de estamparla y volcarla, sólo uno falleció. Aquí ya no aguanto más, volteo a ver mi tía O y le digo:

-Es que su mamá no rezaba, ¿verdad tía?

Creo que no entendió el sarcasmo, creo que nadie más me escuchó, pero ahhhh, que liberador fue hacer eso. Y sí, sé que muchos deben estar pensando irónicamente “ay Mulder, que malote eres”, bueno, Dios es algo sagrado (¿?) para mis tías, en especial para O, me sorprende que no me haya cacheteado, pero como digo, creo que ni entendió.

En otra ocasión, mi hermano y yo hacíamos rezongar a mi primo de 4 años diciéndole: “eres niña, eres niña”. Desafortunadamente mi tía B nos escuchó y de inmediato fue a regañarnos:

Tía B: Van a ver cabrones, no le digan así.
Mulder: uyyy tía, que grosera. Estamos jugando.
Changos: sí, ni su mamá se enoja, ¿por qué tú sí?
Tía B: ya dije que no le digan así, lo van a traumar.
Mulder: ahhh no maaa…. ¿tú que sabes tía?, he jugado así con muchos niños y nunca nadie se ha traumado, ¿a ti te decían así de chiquita?, ¿eres niña, eres niña?
Changos: uyyy pobrecito, ¡¡un psicólogo por favor!!

Afortunadamente se fue, bastante molesta y hablando pestes de nosotros pero se fue y pudimos seguir diciéndole niña a mi primo.

Simplemente no entiendo esa necedad de ser tan políticamente correcto, y tragarse el opio que nos da la iglesia (perdón, era con mayúscula: la Iglesia). En otras palabras, no me gusta reunirme con mi familia materna, bueno, más específicamente con mis tías maternas, me desesperan, me crispan los nervios y sé que terminaré tragando algo de bilis. Ahora sólo me faltan dos reuniones este año, por suerte no se me ocurre alguna fecha importante para que sea la próxima, con suerte y un ganchito toca hasta Navidad o Año nuevo.

A mi familia paterna la veo menos, una vez al año es el promedio, dos es mucho, viven en Aguascalientes todos. Ahí tengo puros tíos que son bien pedos, bien alivianados, bien ateos y bien léperos los cabrones. Y si me llego a aburrir, tienen libros de a madres, no como acá que puras Vanidades y chingaderas por el estilo (bueno, lo admito, si me llego a aburrir me dedico a ver las viejas que salen en estas revistas y quizá por error lea mi horóscopo y uno que otro artículo).

Ahhh que puto. En fin. Mucha queja por hoy, me voy a ver algo de violencia en la televisión para recargar mis niveles de testosterona, a esta hora pasan, un programa definitivamente hecho para hombres: Gilmore Girls.

10 mayo 2006

En la escuela...

9 comentarios
Nallely: ¿cuándo te vas a cortar el cabello?
Toño: cuando tenga dinero.
Nallely: tú nunca tienes dinero.
Toño: no, estoy en una de las peores crisis de mi vida.
Nallely: desde que andamos siempre me dices eso.
Toño: por eso.

Creo que no le volvieron a hablar en todo el día.

08 mayo 2006

Terror en Casa

17 comentarios
- Niños, su papá está de vacaciones.

[Entra música de terror y aparece en escena –como lo propusiera Homero- un perro con mirada diabólica].

-Nooooooooooooooo.


Así es, mi papá está de vacaciones, lo cual es malo cuando las suyas coinciden con las nuestras, pero es aún peor cuando no.

Ustedes pensaran que soy un exagerado o un mamón que sólo quiere ver a su jefe en chinga, cansado y presionado. No, nada de eso, pero permítanme argumentar algo, cuando uno sale de vacaciones, generalmente se relaja, se dedica a no hacer nada, ver televisión, leer algún libro, en ocasiones salir de viaje y dormir de más.

Bueno, mi papá no. Por el contrario, se dedica a ver todos y cada uno de los desperfectos que hay en la casa (que hay una gotera, que una puerta está forzada, que la pared está manchada, etc., etc., etc.), te regaña porque no le habías avisado de aquellos defectos que están a la vista, luego te regaña por no haber notado aquellos que no están a la vista, a continuación te regaña por aquellos en los que tuviste algo de culpa, y para finalizar te regaña por los desperfectos en los que no tuviste nada que ver pero tu mamá o tu hermano sí. Una vez ubicados todos los problemas, te pide que le ayudes a repararlos, o mejor aún te manda a repararlos tú solo. ¿Notaron que prefiero hacer las reparaciones que ayudarle?, bueno, esto es porque ese “ayúdame” significa: quédate parado junto a mí sin hacer nada, sin decir nada y espérate a que te diga pásame las pinzas, o el desarmador, o la llave perica, ni se te ocurra moverte a tomar agua o ir al baño, porque al regresar –si es que no notó cuando te estás alejando- te lloverá un sermón de lo huevón que eres por no querer colaborar en las reparaciones de la casa y sólo le das en la madre a todo y quieres andar de huevón.

Eso, eso es a lo que se dedica mi papá cuando está en la casa y yo también, busca desperfectos. Lo peor viene cuando él está en la casa y yo no.

Como se dice vulgarmente: báscula. Se escurre hasta el último rincón de tu cuarto revisando todas y cada una de tus pertenencias: cajones, cajas de zapatos, buró, debajo de la cama, etc. No, a mi papá no le puedes decir: “¿qué te pasa?, es mi cuarto y son mis cosas” porque te espera el argumento de: “¿ahh sí?, ¿cuánto te costó TU cuarto? y ¿cuánto te costaron TUS cosas?, mientras estés en esta casa te chingas porque yo pongo las reglas, no vives en una democracia sino en una dictadura cabrón”. Pos ya que le dices.

Afortunadamente siempre he sido un cabrón muy cuidadoso y mantengo lejos de su alcance todo cuanto me pudiera causar problemas, pero no mamar, me tengo que preparar porque hasta mis archivos de la computadora revisa, es más, hasta los de las cajas de diskettes (sí, esos medios de almacenamiento prehistóricos que ya nadie usa) que tengo guardadas en el closet y no he tocado desde hace años. Ya en alguna ocasión me borró las fotos de una exnovia junto con otras cuantas de mi vieja Kylie, snif, snif.

Ahhh, y no crean que engañar a mi papá en ese sentido es cagado, mi jefe no es cualquier pendejo en computación, no señor, mi papá es un pendejo que sabe. Nada de que ocultas los archivos y ya estuvo, o los encriptas y ya no sabe que hacer. Afortunadamente yo no tengo nada que esconder... ajá.

Como sea, tendré que preparar mi cuarto para una inspección a fondo, supongo que es algo así como cuando a una empresa le caen los auditores, dejan todo impecable, esconden a los trabajadores feitos o cuando menos los bañan, limpian las máquinas, ordenan los archivos, etc., etc., etc.

Deséenme suerte culeros.

01 mayo 2006

Post Introvertido

11 comentarios
Ahora la cara de idiota felíz (que de por sí ya la tengo) nadie me la quita. Nadie. ¿Será?