14 abril 2012

Nostalgia

7 comentarios



Aquellos días en que, durante vacaciones de la escuela salías al patio de tu casa a dominar el balón. Una hora o dos.

Extraño tener tiempo para eso.

Extraño tener rodilla para eso.

27 julio 2011

Farewell

3 comentarios
Esto me está pegando por debajo de la mesa… me agarra con la guardia abajo… no sé cómo expresarlo. Aparentemente estoy bien, un poco triste, pero bien; y de repente me golpea por sorpresa. Me pone a pensar, me hace imaginar situaciones, me sorprende… me duele.

Perder la vida a los 23 años. Perderla cuando se está abriendo el panorama, cuando la victoria parece inminente… cuando se ha trabajado tanto para conseguirla.

Mauricio Aguirre fue mi amigo. Desde que se fue a Monterrey (hace aprox. tres años) perdí contacto con él. Fue mi amigo, fue mi portero (pocos conocen el lazo que se crea entre un defensa y su portero), fue mi patiño y yo fui el suyo. Fue un ejemplo, fue motivo de orgullo, fue merecedor de regaños y fue un nacazo que me hacía reír hasta doblarme.

Es difícil imaginar que ya no está, tan fuerte, despilfarrando buen humor, siempre alegre. Conozco a su hermano mayor, me pongo en su lugar y escapo de inmediato. Debe ser durísimo perder a tu cómplice de toda la vida, a la persona que te conoce mejor y a la que siempre querrás proteger.

Buenos días aquellos en que ya nos esperaba para que terminara el curso de verano, jugaba un poco con algunos niños y esperábamos ansiosos a conocer a las hermanas guapas de otros de ellos. Nos quedábamos platicando una o dos horas.

Sé que logró prácticamente todo lo que quería, lo cual es mucho decir para un ¿niño? de 23 años. Me cuesta trabajo concebir cómo la vida sigue su curso sin importarle nada ni nadie. Cómo siendo tan joven llega el final. Eso no puede ser un final, eso es truncar las cosas. No es justo.

No creo en la vida después de la muerte, a veces quisiera, pero no es así. Eso no impide que, desde el fondo de mi corazón diga lo siguiente:

Mau, no entiendo. No entiendo por qué pasan estas cosas a personas como tú. A tu familia. Te agradezco el tiempo que compartimos, me quedo con tu imagen fuerte, orgullosa y alegre. Te mando un enorme abrazo y, si mis creencias son equivocadas (en momentos como este espero que lo sean), nos reuniremos más adelante.

31 octubre 2009

Mulder, ya estás viejo

14 comentarios
No puedo caminar, snif. Las personas que me conocen saben que una de mis actividades favoritas es jugar fútbol. En mis buenos tiempos llegue a estar en 4 equipos al mismo tiempo, lo que significaba un igual número de partidos por semana.

Me he lesionado en tres ocasiones a lo largo de mi vida, un esguince de tobillo que me alejó de las canchas por un mes, un esguince de rodilla que me evitó jugar por dos meses y ahora rotura de ligamentos laterales (interno y externo, así es, ambos dos).

La lesión se originó el 4 de agosto, jugando fútbol en el torneo interno del trabajo (WTF?! Escribí “de la escuela” originalmente). Sentí como la rodilla se salió de su lugar, lateralmente, me tiré y no pude ni gritar, uno de los dolores más culeros que he sentido. La doctora de la empresa me dio aintiinflamatorios, pastillas para el dolor y una rodillera. Me dijo que volvería a jugar en 3 semanas.

Pues al mes ahí va Mulder de pendejo y en la primera jugada anticipa el balón a un rival pero al hacer contacto con el suelo se dobla la rodilla para atrás (movimiento antinatural de la articulación) y otra vez rodilla de bola y a cojear (dice cojear, con ‘A’, si no, no me estaría quejando).

Ahora decidí ir con un profesional del deporte, postgrado en Austria y consultorio en hospital de prestigio. Después de diagnosticarme me informó en qué consistía la lesión, me dio dos medicamentos además de rutinas de ejercicios de rehabilitación y nos vemos en un mes.

El lunes pasado se cumplió un mes, me dijo que ya solamente me faltaba ejercitarme para que la rodilla recuperara su fuerza y su flexibilidad:

Mulder: doctor, ¿entonces empiezo a correr y en unas dos semanas ya puedo jugar fútbol?
Dr: No, debes de jugar ya, desde esta semana para que tu rodilla se recupere por completo.
Mulder: pero doctor, aún siento un poco de inseguridad.
Dr: precisamente, hablamos de inseguridad, no de incapacidad, para vencer esa inseguridad lo que necesitas es activarte ya.

Y bueno, el mismo día encantado me fui a correr y todo muy chingón. El jueves por fin fui a jugar, todo iba de maravilla hasta que a los 10 minutos cambié de dirección impulsándome sobre la pierna de la rodilla lastimada y… clack!

Ahora sí pude gritar, me dolió menos, y al principio creí que no era tan serio como la primera o la segunda vez… pero un día después me fue imposible apoyar o enderezar la pierna, hasta una fiesta de disfraces me perdí. Carajo.

Hoy es el tradicional “Jalogüin Fest”. Fiesta más importante alusiva a estas fechas en Qro. organizada por unos amigos, esa no me la pierdo, así sea con muletas, me vale madres, por lo pronto ya le encontré un disfraz muy apropiado a mi rodilla:



Y pues ya, resignado a no jugar en mínimo tres meses, considerando retirarme de toda clase de actividad física y dejar de esperar que mi rodilla se desinflame. Mejor engordo el resto de mi cuerpo para que haga juego, ¿no?

Como puse por ahí, por lo menos es quincena, soy un cojo con dinero, son un “cojo rico”.

06 mayo 2009

¡Mala influencia mis calcetines!

25 comentarios
Hoy me enteré que una de mis exnovias es gay […pausa para que hagan todas su bromas previsibles y gastadas acerca de mí volviéndola lesbiana o yo pareciendo vieja o las que se les ocurran…].

No me sentí mal, para nada. Fue halagadora la ilusión de pensar que si quisiera podría besar a una lesbiana. Aunque debo admitir que sí fue un sentimiento un tanto gracioso, nada realmente importante: que cagado –pensé.

Entonces comencé a platicar con mi compañera del paradero de mis ex, y comenzó a decirme que soy el que les arruina la vida. ¿Y es qué cómo no? ¿Tenerme y luego perderme? Debe ser durísimo.

Venga el recuento:


N.
¿Por qué terminamos?
Ella era mi primera novia y yo su primer novio. Prácticamente no convivíamos, es la hermana menor del en ese entonces mi mejor amigo. Nunca hubo nada realmente interesante ahí.
Paradero:
Actualmente tiene 23 años y es la orgullosa madre de un niño de 6. No sé si haya tenido otro bebé, me quedé en que vivía con su esposo… en casa de sus papas (de ella, no del vato).

MARCADOR: Exnovias exitosas 0 – 1 Exnovias arruinadas


E.
¿Por qué terminamos?
Porque yo era un pendejo celoso… ella me quitó lo celoso. A mis recién cumplidos 14 años durar 4 meses era una vida.
Paradero:
Después de mí tuvo un novio por más de un año, luego se fue a vivir a Pachuca. Hace tres años me platicaba que puro cabrón feo vivía ahí. Ahora ella es la lesbiana, snif.

MARCADOR: Exnovias exitosas 0 – 2 Exnovias arruinadas


G.
¿Por qué terminamos?
Tuve que decidir entre darle regalo por cumplir un mes o comprarme un comic. Uno no carga mucho dinero a esa edad, ¿saben?
Paradero:
Terminó la carrera de Nutriología y es una mujer muy agradable y muy guapa aunque le va a las chivas. Desgraciadamente es de las que terminan con el novio y al día siguiente ya andan con otro, o con esa imagen me quedé de ella. Declaremos un empate.

MARCADOR: Exnovias exitosas 1 – 3 Exnovias arruinadas


A.
¿Por qué terminamos?
Porque me dijeron que me puso el cuerno. Ella lo niega hasta la fecha.
Paradero:
Está por terminar la carrera en el ITESM de Qro. con uno de los mejores promedios de su generación. Creo ya tiene novio, sabe.

MARCADOR: Exnovias exitosas 2 – 3 Exnovias arruinadas


A2.
¿Por qué terminamos?
Se fue a vivir a Chiapas.
Paradero:
Regresó, no quise verla, se consiguió un novio con el que duró más de dos años. Terminaron, él se fue a vivir a Gdl. Ella me buscó de nuevo, me dijo que se dio cuenta finalmente que su ex no le convenía pero le costaba trabajo decir que no. Le di una palmada en la espalda y lo siguiente que supe es que ya estaba viviendo con él en Guanatos. Tiene un hijo de uno a dos años de edad.

MARCADOR: Exnovias exitosas 2 – 4 Exnovias arruinadas


M.
¿Por qué terminamos?
I wish I knew.
Paradero:
Terminó la carrera de arquitecta en Tucson donde ahora vive con su novio mexicano.

MARCADOR: Exnovias exitosas 3 – 4 Exnovias arruinadas


M2.
¿Por qué terminamos?
Porque yo seguía enamorado de M.
Paradero:
Desconocido. Es neta, desde el día en que terminamos no volví a saber absolutamente nada de ella, lo cuál es muy raro en esta ciudad y más con ella viviendo tan cerca. No sube al marcador por no saber si rebasó la línea.

MARCADOR: Exnovias exitosas 3 – 4 Exnovias arruinadas



Y así es como concluye el partido con victoria cerrada para las exnovias arruinadas.

Chale, ¿pero mamás? Eso lo puede ser cualquiera, ¿por qué no tengo una exnovia con premio Nobel de literatura, o una exnovia miss bikini 2009, o una exnovia embajadora de la ONU?

Snif.

01 febrero 2009

Un Paso Más

7 comentarios
Ahora el post está en Recolectivo:


O pueden darle click aquí para ir directo a mi post.

26 enero 2009

Metamorfosis

21 comentarios
Como pueden ver, este cuchitril ha recibido una peinadita. ¿A qué se debe esto? Pues a que pienso retomar eso de la blogueada a partir de ya. No voy a prometer dos posts por semana, habrá ocasiones en que no haya ni uno, pero también habrá épocas en que postee tres días seguidos. Lo único que les aseguro es que no pasarán otros tres meses sin una actualizadita.

Algo que me molesta un poco de este nuevo template es la ausencia de un sidebar. No por la foto, no por las tarugadas, no por los links (disculpen carnales que tenía linekados) sino por el archivo. Si alguien quiere leer mi primer post tendrá que darle clic allá abajo, del lado derecho en “Entradas antiguas” unas… ¿60 veces? Seeeepa. Tal vez en la semana agarre fuerzas y le adicione una a la plantilla, digo, que sirva de algo lo que estudié.

¿Por qué regreso? Ya muchos lo han dicho: “una vez bloguero, siempre bloguero”. Podrás pasar un lapso muy grande de tiempo sin escribir, pero siempre regresa ese gusanito, esa vocecita que te dice: “eso sería un buen post” o “eso es bastante posteable”. Como decía mi carnal, “el sexto sentido blogoso”, si lo desarrollas, nunca se va.

Por lo pronto le dejo aquí, tengo por ahí chingos de imágenes listas para ser publicadas, posts a medio camino e ideas locas por implementar. No soy el mismo que hace cuatro años, eso se reflejará. He tomado la escritura como algo un poco más serio, y aunque este al ser mi blog seguirá una línea muy parecida a lo que era antes, también me pueden leer en Recolectivo (todavía no me corren, prometo ya escribir) y Metatextos (donde estaré intentando escribir y comentar constantemente).

No sé cuántos de los que venían antes me sigan leyendo, sepa cuántos nuevos lectores hay, la verdad no me interesa, pasó la época en que mi ego se alimentaba por la cantidad de veces que se refrescaba la página inicial en un día. Bienvenidos a este nuevo inicio o relanzamiento de este, su blogcito de pacotilla, que no pretende más que externar las opiniones de su servidor y servir como un medio de terapia y desahogo (no, en teoría no debería haber tantos posts gays, ahora hay una Scully –una de las tantas cosas que han cambiado-), pero seguro me tendré que quejar de algo en el futuro. Ya verán.

Así que, cuando quieran darse una vueltecita por acá, bienvenidos sean de nuevo.




¿Verdad que me quedó bien chingón el Header?




Un saludo a Scully pa'que se emocione (ella lo negará pero es mi fan).

24 enero 2009

Coming Soon

8 comentarios
Update próximamente. Stay tuned...

07 septiembre 2008

Los Calcetines Negros

10 comentarios

05 septiembre 2008

Metatextos - El Rapto

7 comentarios
Nada más vengo a comentarles que he regresado a Metatextos. Esta semana el ejercicio consistió en escribir un texto acerca del rapto, que es el momento en que Jesús regresa a la Tierra justo antes del fin del mundo.

Dense una vuelta por ahí, lean, dejen sus opiniones, hay varios textos muy chingones (no los he leído, pero seguro los hay) y blogueros reconocidos como el Control Zape de Libre Pensar y Lilith.

Y yo ya me voy a bañar.

25 agosto 2008

La caída de un geek

9 comentarios
Y el otro post está acá.

De cómo fui a ver a Dios gratis

16 comentarios
Fue una noche de sábado del primer par de meses del año. Nos encontrábamos Dante, Toño y yo en casa del primero tomando esa bebida preparada con uvas cosechadas en el mismísimo Infierno llamada Napoleón.

Dante venía llegando de una comida familiar o un desmadre así, por lo que ya traía algo de alcohol en la sangre. No sé cómo fue pero comenzamos a hablar de los rines de su carro:

Dante: a huevo puto, sí me dan $7,000 por mis rines.
Toño con cara de incredulidad: por… los cuatro.
Dante: ni madres, estás pendejo, por cada uno.
Toño soltando una carcajada burlona: ahhhh, no mames, jajajaja.
Dante: ¡¿qué?!
Mulder: no mames pinche Chango (no es albur, así le decimos).
Dante: ¿tú qué puto? Tú ni sabes de carros.
Mulder: hasta yo sé que esos rines no valen tanta lana.
Dante: a ver pendejos, ¿saben qué marca son?
Toño: son los de agencia, ¿no? Con los que venía.
Dante: simón puto, pero a ver, ¿qué marca son? ¿No saben? Putitos.
Mulder: a ver pendejo, ya dinos.
Dante con cara de estar revelando el secreto de la vida: son (pausa dramática) BBS.

Toño y yo nos volteamos a ver con cara de incredulidad y risa contenida.

Toño: ¿Backstreet Boys?

Toño y yo casi nos tiramos al piso a cagarnos de la risa mientras Dante nomás nos tiraba de pendejos. Sí, Backstreet Boys es algo así como BSB, pero con tal de echar mierda pasas por alto esos detalles. Dante nomás se encabronaba más y más.

Dante: a ver pendejos, ni saben donde está la marca.
Mulder agachándose para ver el rin y señalando con el dedo: ¿aquí?
Dante medio emputado ya: eh… sí, ahí.
Mulder: bueeeeeeno, que te los paguen bien, compa.
Dante: chinguen a su madre, además, ustedes ni saben, estos rines son calientes.
Mulder agachándose y acercando el dedo temerosamente al rin para luego retirarlo bruscamente y saltar hacia atrás: ahhhh no mames, quemaaaaa, sí son calientes.
Toño cagado de risa de nuevo: jaja, no mames, jajaja.
Dante: miren pendejos, ya no voy a alegar con ustedes, ustedes no saben.
Mulder: pérate, pérate güey, no te recargues ahí, te vas a quemar con tus rines, ¿no ves que son calientes?
Toño: jajajaja, pinche chango, ahora sí te la mamaste.
Dante: ya pendejos, ya.
Mulder pensando “ahorita que está pedo me lo chingo”: orale pendejo, vamos a apostar, tú dices que cuesta $7,000 cada uno, yo digo que no te dan ni $21,000 por los cuatro.
Dante: orale pendejo, va, ¿qué quieres perder?
Mulder: una patona de Torres.
Toño: a huevo, apuesten y cuando la paguen me invitan.
Dante: orale puto, va.
Toño: pero pónganle fecha güeyes.
Mulder: orale pinche Chango, pon la fecha que quieras, así de seguro estoy que no los vendes.
Dante: ehhhh…. dame…
Toño: pero tampoco te vayas a mamar con que un año.
Dante: bueno, dame hasta el 15 de agosto.
Mulder extendiendo el brazo: cámara.
Dante estrechándome la mano (todo buen hombre sabe que una apuesta se cierra con un beso, digo, un apretón de manos): ya está puto.

Y así, pasaron los meses y el primero en reconocer que se la había mamado fue Dante, pero como todo buen hombre estaba dispuesto a pagar la apuesta. Luego, hace poco más de dos semanas suena mi celular, era él:

-Que pedo puto, vamos a ver a Polo Polo.

Sí, nos llevamos con él y somos amigos… ¿pues qué más iba a ser cabrones? Vino a dar un show a la hermosa urbe queretana. Aquí cabe mencionar que nunca antes ninguno de nosotros lo había visto a pesar de ser de sus más grandes fans. Y también hay que decir que en la tele Polo Polo ya se ve bastante viejo y acabado, por lo que pensé que esta podría ser mi última oportunidad de verlo antes de que cuelgue los tenis.

Sólo había un problema: entre el dinero que dono a la UNICEF, las comidas en los restaurantes más fancy de Querétaro, las mensualidades de mi Porschneon Plata también conocido como el Transmulder y los múltiples viajes de placer que realizo, no tenía mucha lana. Sin embargo mi mente maquino en chinga (así maquina mi mente) una idea brillante:

No tienes varo para el boleto, pero este cabrón te debe. Alcohol siempre hay en las pedas, es mejor perderse un pomo de Torres que a Polo Polo. Dile que se la catafixias.

-Pues mira güey, sí tengo lana (nunca digan que no tienen, hay que cuidar la imagen), pero estoy ahorrando, si tú me lo disparas, va.
-No mames güey, ni que fueras mi vieja.
-Te lo catafixio por el pomo de Torres que me vas a deber en una semana.
-Cámara, yo compro los boletos.
-Ora.

Y así llegó el día, faltaban tres horas para el evento cuando recibo una llamada, era Dante:

-Sabes qué cabrón, no voy a poder ir, pero ahí están los boletos, úsalos.
-Bueeeeeno.

Y así, todavía en la chamba comenzó mi urgencia de ver quién iba conmigo. Ir solo no estaría chido. Publiqué por msn e hice llamadas y el afortunado fue el buen amigo bloguero Buenaschambas.


Mulder, Dios y Buenaschambas

¿Del show qué puedo decir? Lo mejor. Me cagué de risa durante dos horas y media. Y lo mejor es que ya viéndolo de cerca, Polo Polo todavía se ve fuerte y hasta guapo chinga.

Salve oh Polo Polo que nos queda para rato. El próximo año vuelvo a ir a verlo, ¡a huevo!