13 julio 2008

Incertidumbre

Son casi las tres de la mañana, ya domingo. No salí, no tomé y no tengo sueño. Nada. Sí, este es uno de esos momentos en que necesito escribir, en que realmente lo NECESITO.

Hay cosas que me molestan, que me irritan, que no soporto. Pero nada comparado con la incertidumbre. Esa sensación de impotencia, de estar encerrado en un cuarto oscuro sin comunicación al exterior, de tener las manos atadas.

Soy un cabrón bastante acelerado, trato de hacer las cosas rápido, si es posible varias a la vez, ¿para qué hacer dos o más movimientos si todo se puede lograr en uno solo? Hay que optimizar al máximo, hay que ser práctico. Hay ocasiones en que quiero hablar tan rápido que termino escupiendo algo ininteligible.

Para alguien con estas características no poder tomar una acción es un suplicio. Quizá el peor. Prefiero una noticia mala que estar a ciegas.

Y me lo han dicho una y otra vez: “deja de analizarlo todo, deja de ser tan paranoico”. Bueno, la única vez que lo hice me fue mal. Es bueno sacar conclusiones de cada acción, te da ventaja, obtienes información que el resto de la gente no. ¿Pero qué hacer cuando la información que obtienes no es buena? Sí, hay veces que quisiera apagar esa habilidad, la he ignorado, pero como ya dije, es mejor tenerla siempre encendida.

Maldita mi manera de pensar, pero no la cambiaría. No a pesar de que es imposible ser orgulloso pensando de la manera que lo hago, después de todo, ¿qué es el orgullo? El orgullo es prolongar tu estado de malestar porque le quieres demostrar a alguien que… ¿eres orgulloso?

Al carajo con el orgullo, y al carajo con mi no sueño. Leería algo aburrido, el problema es que en estas circunstancias leer algo aburrido significa pensar y pensar y pensar, nunca en lo que estoy leyendo.

La música es una buena terapia, Diosito Bimbo bendiga a Los Planetas y al disco solista de Gavin Rossdale. Creo que la inspiración ha terminado, he plasmado lo que quería así que seguir tecleando sería estúpido. Me voy a hacer a ver que chingados… ojala los pudiera despertar a todos ahorita de puro coraje, sería cagado, con agua fría en la cara, gritando para que se asusten o diciendo: ¡¡Ya llegaron los Reyes Magos!!

Jaja, bueno, no para mí.

11 comentarios:

iluso (¬¬) dijo...

En la madre!! Ya no me siento tan mal de ser "el unico" que al parecer sufre ataques nocturnos jajajajaja!!

Mañana será otro día... por hoy ya es suficiente cabrón!!

Saludos

ElMulder dijo...

Pero hoy apenas lleva tres horas y media... acaba de empezar.

Diablo dijo...

yo no me explico por que en las noches siempre llegan los pensamientos mas extraños...

en mi son muy comunes las ideas suicidas a esas horas de la noche, por que?


yo no lo se.

Anónimo dijo...

Mulder tiene hambre.

Palbo dijo...

Aborrezco a los spammers.

Sivoli dijo...

no hay insomnio que resista tres puñetas, lo deberías de saber ya.

men dijo...

haber,

me la como? o no me la como?

cometela Mulder.

o escucha a siboli

Srta. Pelo dijo...

No es bueno analizarlo todo y definitvamente no es sano pensar demsiado. Te lo digo porque yo solía hacerlo.

Si analizas todo, llegarás a la conclusión de que todo es una mierda, y eso no es nada motivante.

Te entiendo respecto al insomnio.

Nyman dijo...

Mejor ponte a ver una película, Mulder. De preferencia en blanco y negro...¡No sabes lo catárticas que son algunas reliquias de antaño! Y curiosamente embonan bien con el ánimo madrugueril.

Se consiguen muy buenas y baratas en WalMart jeje, empiezale con LA MALVADA (Bette Davis), EL CIUDADANO KANE (Orson Welles), ¿QUE PASÓ CON BABY JANE? (con Davis de nuevo)...

De verdad! En lo personal es cuando más disfruto esas cintas: a las 3 AM jeje.

Abrazos camarada Mulder.

La Diabla dijo...

Por lo que comentas me parece que estudiaste ingenieria industrial...

Y los delirios nocturos se van con la luz del dia.

Anónimo dijo...

para mi no eres mas que un pendejo que se quiere sentir muy chingón, ya sigue comiendotela mejor, méndigo puto