11 octubre 2005

Dude, where’s my… ¡¡¿Monitor?!!

Es bien sabido por todos (o al menos deberían de saberlo) que los mexicanos solemos ser unos tranzas hijos de la chingada cuando nos lo proponemos (y cuando no también, para que hacernos pendejos). Así, cuando el de la tienda nos cobra menos, nos alejamos pensando: “a huevo, me lo chingue” (debo admitir, en honor a la verdad, y le pese a quien le pese, que ese MaxiGansito me salió gratis); si el del camión no tiene cambio de un billete, pensamos “viaje de a grapa”; si no llevamos suficiente varo para pagar el pomo en el antro, tratamos de salirnos sin pagar; si nos encontramos una cartera tirada, la agarramos, sacamos las identificaciones para cagarnos de la risa del pendejo que la perdió y darle las gracias por la lana que nos acaba de “prestar”, tirando después la cartera de nuevo; si vemos un objeto abandonado en medio de la nada, nos lo llevamos (aunque no lo necesitemos, ni nos sirva); vamos, a veces hasta nos hacemos pendejos con el cambio del dinero que nos dieron nuestros papas para ir a la tienda por un encargo; nos encontramos un reloj con una gran cantidad de teléfonos y en vez de llamar a uno de ellos para tratar de contactar al dueño, borramos “accidentalmente” todo el contenido de la memoria.

No se me puede olvidar la ocasión en que mi carnal compró unos cuadernos en Gigante, se fue a Office Depot (que esta al lado), dejó su bolsa con cuadernos afuera, en la entrada de la tienda, en la vil banqueta, se metió a buscar lo que necesitaba, solo para que al salir encontrara vacío el lugar que antes ocupaban sus cuadernos. ¿Qué, a poco creíste que te iban a esperar ahí y que si pasaba un cabrón y se los quería llevar éstos se iban a resistir y a gritar por ayuda?.

¿Desde qué edad aprendemos a robar?, no lo se, quizá ya lo traemos en la sangre, quizá es parte de nuestra cultura (bonita cultura: ser ratero) , o lo aprendemos de nuestro entorno, nuestra sociedad con doble moral que se da golpes de pecho; diría que lo aprendemos de nuestros políticos, pero la verdad es que la política nos vale madres, así que no creo. Tal vez sea también parte de nuestro afán de chingar al prójimo, y el posterior gozo que obtenemos de eso.

De cualquier forma, y habiendo analizado ya todo esto, no se porque me sorprendo si alguien se roba del centro de cómputo de la escuela la base de un monitor:


Ehhh... como que falta algo, ¿que será?.




¡Uyy, cuanto polvo!.




Mamaaaaaaaa, mi monitor esta borracho.


No chinguen, ¿para qué quieres la base de un monitor?, no es que se te haya perdido la tuya en tu casa, o que la hayas dejado afuera de Office Depot, ¿es solo por joder?, además, ¿cómo te la robas?, ¿te la metes debajo de la camisa? (no podemos entrar al centro de cómputo con mochilas, debido a que… sí, somos mexicanos y por lo tanto, tranzas).

Que te sea de provecho pinche ratero, que al cabo ni hace falta, el monitor se para bien derechito sin ella, y hasta gira más chido.

10 comentarios:

la bruja dijo...

jajaja que cagado lo de tu hermano y me hiciste reir con tu post


sigue escribiendo ha! y ya termine de leer tu blog completo

saludos desde puebla

Mila dijo...

Mulder, este post estuvo bueno, tambien me hizo reir, definitivamente el Mexicano es transa por naturaleza yo tambien lo soy, yo robo corazones ja ja ja ja ja jaja, saludos y un beso Mulder.

betuel dijo...

que lastima que tengas esa percepción de los mexicanos, y peor aun, que lastima que tengas toda la razón.

saludos betuel.

ElMulder dijo...

bruja: ¿todo mi blog?, wow, que hueva, ponte a trabajar, ha de ser menos aburrido. Saludos a Puebla pues.

mila: ahora resulta que robacorazones, y también modesta, bueno. Ya veremos si es cierto.

betuel: que lástima. Saludos Mulder.

pinche ratero: ¡regresa la base pendejo!, te estoy esperando.

Tu Papa dijo...

jaja tambien cuando roban los asientos de las bancas, no entiendo para que lo hacen, realmente serviran para algo?

Anónimo dijo...

>>nos encontramos un reloj con una gran cantidad de teléfonos

Si que te la comes, ahora estás resucitando esos relojes que tenian agenda? Eran los Casio??

Me pregunto si no habrás querido decir "Celular"...

Katrina dijo...

..uyy no viste Bowling for Columbine?
sabes todo lo que pueden albergar unos pantalones 'cargo'?? ahi habia espacio suficiente hasta para el monitor.

Miguel Del Vailongo dijo...

la base del monitor... eso es no tener madre

Anónimo dijo...

inche Muder pues tu no fuiste a es clase de como quitar bases de monitores....no seas envidiosos wey

Aarón dijo...

Ja ja, si que tienes razón, pero tambien hay gente honesta; El otro dia me encontraba en una cancha de basquet(practicando) cuando de repente tuve sed y fui a llenar mi botella de agua; Zas, cuando volvi ya no estaba mi "mocla" y empecé a maldecir al aira( cosas como, hijos de la....., o vayanse a la ...., salieron de mi boca);Ya llegue a mi casa le dije a mi jefa y me cagó porque me dijo que como era pend..., como se me habia ocurrido dejar la mochila sin vigilarla, etc, etc.
Al dia siguiente para mi sorpresa llaman a mi casa y me dicen que si yo era el dueño de una mochila amarilla, me dije:-O dios alguien esta sindo honesto en el D.F. el mundo se va a acabar- pero en fin fui a la casa de los susodichos y me entregaron la mochila con todo y lo que llevaba adentro, sin siquiera un "kleenex" robado; Me sentí tan bien por este acto que desde ese dia siempre pregunto de quien son las cosas que encuentro´, porque saben que algunas veces los estúpidos ni le ponen nombre a sus cosas, o si encuentro algo pongo volantes de "encontrado" y asi, pero bueno espero que les sirva de algo mi historia. Todavia hay mucha gente honesta no te conviertas en una que no lo es.
Ah, y na mas por agregar, "Mulder se la come" ja ja