17 noviembre 2005

Desvariando

Me gusta jugar contigo. Y me gusta pensar que juegas conmigo. Yo puedo pretender que no estoy enamorado de ti, y tú puedes pretender que solo me ves como un amigo.

Sí, me acerco y de inmediato me invaden las ganas de saltarte encima, arrancarte la ropa, juntar nuestros labios y nuestras caderas, mirarte a los ojos por un instante, y que después los vuelvas a cerrar. Me conformo con hacerte una broma idiota, de esas que suelo hacer; o con decir algo vulgar y que me lances esa mirada, entre risueña, picaraza y repulsiva.

Hablemos de tu risa. Tu risa. Tu risa tiene tantas variantes, por ejemplo: tenemos la espontánea, esa que te domina por un instante y no puedes contener, toma el control de tu cuerpo por unos momentos, tú se lo cedes, quizá es la risa que menos bien te hace ver, pero cada que logro arrancarte una de esas es cuando mejor me siento. Por otro lado tenemos la risa discreta, solo sonríes mientras abres los ojos y lanzas una mirada a veces aprobatoria, a veces reprobatoria, depende de la broma que haya hecho, muchas veces la haces acompañada de un sonido extraño, que no malo. También está tu risa “normal”, para ocasiones “normales”. Siempre estás sonriendo. Al ver la expresión de tu cara, cualquiera puede pensar (justo como dice la canción de los Enanitos Verdes): “difícil que algo ande mal con ella”.

Y es cierto, nada anda mal contigo. Pareciera que nada puede irte mal. Quizá solo es la manera como tomas las cosas.

Y tus muslos. ¡No tienes una idea!. Podría contemplar tus muslos embobado durante horas. Pequeños, delgados, formados, casi siempre uno sobre el otro. Mis manos en tus muslos, no en medio de algo sexual, simplemente con la palma sobre ellos. Quien sabe, quizá algún día suceda.

Por lo pronto, me salgo de la fila, o eso intento, incluso te digo cosas que no te quiero decir, todo para desafanarme, aunque el hecho de verte tan seguido no ayuda. El hecho de que seas así no ayuda. Tú y tu maldita proximidad a mi mujer ideal.

¡Diablos, dos!. ¡Diablos!.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Escrito cuando tenias 14 años?

: : ~ dijo...

Que dos te bendiga

Huevo dijo...

jajaja, que guey, eso de "Dos" ya se habia quemado con Davo.

En nombre de Dos, que post tan amulderado.

ageval dijo...

che mulder, no que te la comes???, en fin, yo se lo que se siente, porque gracias a un sentimiento como este -bueno nooo taan punialon verdad- soy como soy con las inches viejas

ElMulder dijo...

No he leido esa del Davo.

Lª Mªgª dijo...

Nunca me sentí tan identificada en mi vida!!! Creo que todos tenemos un "Dos" por ahí...
En fin, me encanta tu blog, está buenisimo! Eres una persona defintivamente genial!!!

Raul dijo...

Mulder, anda por ahí un rumor de que el próximo día 17 de diciembre vas a tener una ponencia sobre el fenómeno de “Mulder se la come” Si es correcto yo me apunto para vender las playeras.

Liliana dijo...

WOW! la verdad muy chido tu post!!

K-MG dijo...

oops! Definitivamente más de lo que podia esperar en tu blog..me agrada! :) solo que si no supiera quien eres podria ser mejor, aunque el no saber quien es ella rescata un poco el encanto!

PD: una disculpa si parece notita de maestra de kinder jijiji