13 abril 2005

El Recuento de los Daños

Casi todos los que tienen un post han escrito a cerca de esto, así que para ser parte del club, ahí les va, algunas cosas que pienso y que viví con mis ahora exnovias.


Nota: Si tu nombre aparece aquí abajo, probablemente te vayas a enterar de algo que no sabías, si es bueno, sabes donde encontrarme para agradecerme, si es malo, este... fue sin querer y en su tiempo la pase bien contigo, espero no te molestes mucho.



Nora: Bueno, tu fuiste mi primera novia, la típica primera novia, yo era muy, muy inocente (y lo sigo siendo), pues apenas tenía 13 años. Creo que nuestra relación se basaba en un "hola" al llegar a la secundaria y un "nos vemos mañana" al irnos, aunque gracias a ti se lo que es andar con la hermana de uno de tus mejores amigos. No deja de sorprenderme el hecho de que ahora tengas un hijo y estés casada. Tener una exnovia en esas condiciones me hace sentir viejo. Realmente creo que nunca llegue a quererte, más bien era una sensación infantil, pero por ser la primera tienes un cariño especial.




Elizabeth: uyyy Liz!!!, jajaja, creo que nuestra relación era muy madura para nuestra edad, pero en buena forma, nos llevábamos muy bien, pasaron años para que durara más con otra persona de lo que duré contigo. Tengo que admitir que cuando te llegué lo hice por que algunos amigos (Edgard, Goretti y Tavo) estaban friegue y friegue, me hartaron y decidí hacerlo solo para callarlos, me parecías bonita, pero no había platicado contigo más de dos veces antes de eso. Nunca se me va a olvidar como fue:

-Edgard: llégale a Liz!!!
-Goretti: si si si!!!
-Mulder: bueno, ta bien, dejen de fregar, háblenle.


Se fueron y te llamaron, yo podía ver desde donde estaba, sonreíste, te pusiste nerviosa, volteaste a verme, y te volteaste de inmediato, finalmente comenzaste a caminar hacia donde yo estaba, tratando de contener una sonrisa que tu boca quería mostrar, mirando a cualquier lado, menos hacia mi.

-Mulder: Hola
-Liz: Hola
-Mulder: Quiero hacerte una pregunta, pero ya sabes cual es, que me dices?
-Liz: No, no se que pregunta.
-Mulder: Si sabes (Nótese el romanticismo derramado por mi persona).
-Liz: No, no se.
-Mulder: Que si.
-Liz: Que no.
-Mulder: La neta si sabes, ya no te hagas (puta!, todo un conquistador).
-Liz: Bueno, si se, pero quiero que tu me la hagas.
-Mulder: ok, haberlo dicho antes, te quería pedir que si quieres ser mi novia?
-Liz: Ay! pero es que primero somos amigos, luego novios, luego cortamos y nos dejamos de hablar y yo no quiero eso, además...


La verdad, hasta ahí deje de escucharte, te repito, solo te llegue para que me dejaran de joder, a fin de cuentas decidí esperar a dejar de escuchar tu voz, y mientras podía pensar en otra cosa, así lo hice. Por fin te callaste, creo que fueron algo así como 2 minutos.

-Mulder: ¿SI o NO? (A huevo!!!, el momento más macho de toda mi vida)
-Liz: Ay bueno si.
-Mulder: Bueno, ya me tengo que ir, nos vemos mañana
-Liz: Bye
Un kiko y adiós.

Ese día me fui con Edgar (que no es el mismo que Edgard, este es el que me sacó $200 el sábado, y se dice mi amigo, ni pedo, ya me desquitaré), sus abuelitos pasaron por nosotros, pero de ahí fuimos a una maderería, el, su hermana y yo nos quedamos platicando en el carro, la verdad ni me acordaba que tenía novia, no fue la gran cosa para mi... en ese momento.

Fueron pasando los meses y te conocía más (y me gustabas más), recuerdo que platicábamos muy a gusto, a la salida yo te llevaba a tu casa, me gustaba mucho que jugaras fútbol, y tu mamá me caía bien, tu mayor defecto: irle a los Pumas.

La mayor enseñanza que me dejaste, fue a confiar en mis parejas, tus pretendientes no eran pocos, y a cada rato llegaba alguien a contarme chismes, yo no sabía si creerlos o no, mi estrategia: preguntarte si me querías cortar, si decías que no, todo bien, y el chisme no importaba. Te molestaste la primera vez que hice eso, por que no confiaba en ti. La segunda te hartaste, dijiste que si no iba a confiar en ti mejor ahí la dejábamos, te levantaste y te fuiste. Me sentí mal, triste, 4 meses ya eran algo de tiempo, si hubiera sabido la fuente de ese chisme (como lo hice después) jamás hubiera dudado de ti. Eso fue en el receso. Mi amigo el chino llegó y me pregunto que te había hecho, le dije que terminamos, y me dijo que te acababa de ver corriendo hacia el baño, llorando, no le creí, no quise creerle. Pero… después, te vi, es difícil describir la sensación de saber que eres capaz de provocar eso en una persona.

A la salida quise hablar contigo, te mande llamar, solos en un salón, te pedí que regresaras conmigo, te dije que era un idiota y que jamás volvería a desconfiar de ti, me dijiste que no. Maldito orgullo, estabas encabronadísima.

A los dos días, fuiste a verme a mi casa, acompañada por una amiga, en ese momento supe que querías regresar. Nunca me lo dijiste directamente, muchas veces llegaba Oscar a decírmelo, yo no le creía, todavía no se si creerle, pero me han dicho que era cierto. Pero, algo extraño sucedió en esos dos días, entre el momento en que dijiste que no regresabas conmigo y en el que apareciste en la puerta de mi casa. Me di cuenta que no te extrañaba, no te necesitaba, la pasaba muy bien sin ti. Si cuando te lo pedí, hubiéramos regresado, no se decir que habría pasado. Con el tiempo (y un poco de ayuda) logré entender que soy más frío de lo que creía, no es fácil llegarme, pero al igual que a todas mi exnovias, te guardo un gran cariño.



Goretti: si, la misma que 6 meses y medio antes me convenció (es un decir) de llegarle a Liz. Tu y yo éramos mejores amigos, creo que todo fue una confusión, aunque debo decir que en cuanto nos hicimos novios te distanciaste mucho, fuiste completamente diferente, cuando éramos amigos lo único que hacía que la gente dudara si éramos novios era que no nos besábamos. Cuando éramos novios lo único que hacía a la gente darse cuenta de eso era que nos besábamos. No nos llevábamos como antes. Se acercaba la fecha del mes, yo no quería festejar un mes sin regalarte algo, pero no tenía mucho dinero (nunca lo he tenido), y realmente quería comprarme un comic, Edgar me aconsejó comprarme el comic y no regalarte nada, pero eso era muy ojete, decidí cortarte. Nos tomó tiempo retomar la amistad que llevábamos antes, pero lo logramos. Tu y Liz eran muy buenas amigas, pero cuando todo esto comenzó, dejó de hablarte, y aún después de que terminamos; te perdonó hasta pasar más de un año, ustedes estudiaron la prepa juntas, yo salí de esa escuela.



Andrea: ¿por donde empezar?, por la verdad, eres la novia a la que más he querido. Otra gran verdad es que eres la que peor me trató. Bien dicen que la gente a la que más quieres es la que más te lastima. Comenzamos a andar un 11 de Noviembre, en la kermés de tu escuela, ahí estaban Dante y Edgar, ese día la pase muy bien. Nos veíamos solo los viernes, pero yo te hablaba toda la semana. Llegó Diciembre y te fuiste de vacaciones al DF. Al volver te fui a ver a tu escuela, todo bien. Pero… 3 días antes de mi cumpleaños, yo estaba en las canchas, llegó Edgar, me dijo que había hablado contigo y le dijiste que habías tenido “algo” con un sujeto allá. 3 días antes de mi cumpleaños!!! Y yo te había visto ya y tu como si nada!!!!.
Cogí el teléfono, te llamé, contestaste y fui directo:

-Me dijeron que en el DF tuviste algo que ver con alguién.
-¿Quién te dijo?
-Que importa
-Quiero saber que versión te contaron
(Puta madre!!!!, había hasta versiones, ¿cuáles eran?, ¿la soft y la hard?)
-Edgar (hasta la fecha sigo pensando que fui muy pendejo al decirte que fue él, debí haberte pedido la versión verdadera)
-Ahhh. No puedo hablar de esto ahorita, te llamó después. Bye
-Bye

Nunca llamaste. Nos llegamos a ver después, seguíamos saliendo con algunos amigos en común. Al año negaste todo, dijiste que jamás me habías engañado, quise creerte pero no pude. Una infidelidad es algo que jamás pasaré por alto, podré perdonarlo, pero no volver a confiar, y si en una relación no hay confianza, no debe haber relación (todo vale madres pues).



Alejandra: primero tu me gustabas, pero no estabas enterada de mi existencia, después yo te gustaba, pero ya no estábamos en la misma escuela, ya no te veía, y apenas sabía de ti. Tu hermana entró a la misma escuela que yo, y empezó a salir con un amigo, un día hicimos una cita doble, y ahí comenzó todo, salimos otra vez y ya éramos novios. Debo decir que eres la segunda mejor conversadora que he conocido en mi vida, llegamos a pasar 6 horas caminando sin sentido, hablando y hablando, y era de lo más entretenido. Además, oye, que buenos gustos musicales!!!, en eso vaya que coincidíamos. Yo me imaginaba mucho, mucho tiempo contigo, y un día llegaste y me dijiste: “me voy a vivir a Chiapas”.

Tu no sabes, pero lloré, eres la única mujer que me ha hecho llegar a las lágrimas. Fue una lenta agonía, mes y medio sabiendo que te ibas pero teniéndote cerca, muchas veces deseé que ya te fueras, para dar todo por terminado y sentirme mejor. Te fuiste.

Tampoco te extrañe, a los 3 días ya estaba bailando en un antro (ay que fresa). No puedo decir por que, quizás ya había sentido todo el dolor que debía. Además, tu me ayudaste a olvidarte rápido, yo te escribí mails durante mucho tiempo, tu jamás contestaste, tanto así te importe (eso es lo que yo concluí). Tu eres la otra novia a la que he querido.

Ahora estás de regreso, desde hace un año, apenas y nos hemos visto, no puedo recordar cuando fue la última vez. Hemos hablado por teléfono y el tiempo se va tan rápido como antes, no se si tu quieras regresar, pero yo no quiero. Después pude aprender lo que es querer, querer en serio, y eso es algo que irónicamente, solo he sentido por una mujer que jamás fue mi novia (digámosle M), pero no pienso escribir aquí de ella, se merece un post aparte, quizás algún día lo escriba. No puedo volver con alguien para con quien ya conozco mis límites afectivos, sabiendo que no son los más altos.



Miriam: el gran problema de nuestra relación fue que nunca te quise. De verdad lo intenté, quise hacerlo, pero yo venía muy afectado por aquella (M), y no pude. Tengo muy buenos recuerdos de cuando comencé a hablarte, tuve los huevos de llegar y presentarme de la nada, tu estabas con una amiga y le pedí a Dante que me acompañara (si, solo es más perro). Estábamos en exámenes, así que teníamos todo el día libre, hacías tu examen y salías del salón muy temprano, yo ni si quiera tenía que ir a presentar exámenes, pero iba a la escuela a verte. Muchas mañanas llenas de pláticas y chistes. Nos tomó 3 semanas comenzar a ser novios, tu tenías miedo, tu familia era muy especial, yo te dije que podíamos intentarlo, y lo intentamos, lo intenté. Tienes todo lo que un hombre pudiera pedir, si me preguntaran, diría que lo único que no me gustaba de ti era que en ocasiones eras muy seria, si yo no iniciaba una conversación no hablábamos de nada, podíamos estar abrazados sin hablar, durante mucho tiempo, y eso llegaba a ser aburrido.

Me arrepiento de no haberle puesto punto final a nuestra relación antes. Quizás te hubiera lastimado menos, espero no haberte hecho mucho daño. Recuerdo como lo tomaste, primero muy seria, luego furiosa, no me lo demostraste, pero pude verlo, finalmente tomaste una actitud alegre, y me dijiste que podíamos ser amigos. Llegué a mi casa y no quise saber nada de mi, me dormí. No estaba a gusto conmigo sabiendo que te había hecho daño. Desde ese día no se nada de ti, no te he visto, no he hablado contigo, nada. Me gustaría saber que haces, todavía no sabías que estudiar, ¿dejaste Qro?, ¿cómo me recuerdas?. Quiero terminar diciendo que el que salió perdiendo aquí fui yo, tu eres la única exnovia con la que regresaría. Ya pasaron dos años.



Y así mas o menos va mi recuento, de M escribiré en otra ocasión, a todas les guardo mucho cariño, y me da gusto verlas o saber de ustedes, creo que con ninguna termine mal. Por cierto, eso de acabar con una relación, que tu pediste comenzar, y que trabajaste por lograrla, es más difícil de lo que se imaginan, por que sabes que no estas ahí para ella, pero aun así, quizá por costumbre, por tiempo o por convivencia, no la quieres ver sufrir. Mi pregunta es: ¿quién será la próxima en la lista?.

4 comentarios:

Changos dijo...

Y lo más mamón de todo es ke todas están rekete feas. Lloraste por Alejandra ke era una cosa pekeña y rara. No sé si pusiste el post para conmover o para hacerme cagar de la risa. Pinche llorón.

Huevo dijo...

jajajaja, chale, yo le creo a tu carnal.

"Edgar me aconsejó comprarme el comic y no regalarte nada, pero eso era muy ojete, decidí cortarte."

Y eso no fue mas ojete? jajajaja, no mamar....

ElMulder dijo...

Chale. Ni pedo, lo importante es que a mi me gustaran, no?. Además, no mames, tu no puedes hablar de buenos gustos carnal, anduviste con la Ranchis, no chingues, desde el apodo te das cuenta de como estaba la vieja. Y luego Cathia, que bien sabemos a quien se parece pero en güera. Y Paulina? no mames, está de la verga!!!, pero ni pedo, a mi me gustaban y como dije, eso es lo chingón, no?

ElMulder dijo...

Huevo: si fué más ojete no se, pero todavía tengo mi comic, y con ella no creo que siguiera todavía, como lo veo, decisión correcta.