02 junio 2005

Por que hasta yo llego a odiar las computadoras

Dos horas y media después tienes un trabajo de 334 hojas, le acabas de dar formato y de crear el índice, claro, lo guardas, lo copias a un dispositivo portátil de almacenamiento (¿así o más geek?, que ya se que es) para llevarlo a donde se va a imprimir y... claro, como todo buen ingeniero en sistemas, checas que abra desde la ubicación donde acabas de almacenarlo, si no va a funcionar, mejor que no funcione aquí, y no allá, donde piensas imprimir. El problema viene cuando descubres que de las 334 hojas que acabas de guardar, tu archivo respaldo solo tiene 12. Pero todo se te nubla cuando descubres que el original esta igual!!!. Chingue a su madre Word y el pendejo (es un decir) de Bill Gates. Ahora que venga el güey a recuperar las 322 hojas que me faltan, ¿por que su chingadera hace eso?.

Así es, al llegar a la hoja 13, todo se regresaba al índice, y ahí estaba toodo el archivo, las 334 hojas, pero... en formato "normal" según el menú Ver de Word. El pedo era al querer copiar algo de ahí: "Se ha cometido una excepción bla bla bla, Word se cerrará automáticamente". Casi le suelto un madrazo a la compu (pero no por que era de Toño, bueno, ni a la mía le hubiera hecho eso). Pero el trabajo de dos horas y media que solo fueron para dar formato quedó arruinado. Afortunadamente mi camarada encontró una forma de ir recuperando todo por partes, pero nos demoró una hora volver a hacer lo que ya teníamos, y nos puso de un genio de la chingada.

Finalmente imprimí el trabajo y lo engargolé, aquí pueden ver al angelito:










Quedo rechoncho el cabrón, y si, es uno de los dos manuales para el sistema del que tanto hablé aquí hace dos semanas, y el cual pensaba subir hoy, pero se me olvido mi disco en casa de Toño, si ya se, que pendejo, pero ni que ustedes tuvieran tantas ganas de verlo.

Eso si, pinche monopolio de Office tiene sus días contados, ya llegará Mulder Pack, con editores de texto, gráficos, hojas de cálculo, programas mamones para hacer invitaciones a bodas, bautizos y XV años, presentaciones animadas y demás pendejadas, incluso sacaré mi propia versión de buscaminas. Pero mientras tanto, se aceptan sugerencias de editores de texto chingones, Word a chingar a su madre, al final todo se pudo recuperar, pero el mal rato, ¿quién me lo quita?.

2 comentarios:

ElMulder dijo...

Por cierto, a la hora de recuperar el archivo se nos olvidó ponerle de nuevo el no. de página. Me di cuenta ya que se estaba imprimiendo, así que acabo de ponérselo a mano, que hueva, del 1 al 334.

DREMA dijo...

Salte de pedos, usa el OpenOffice, xD