29 junio 2005

Nostalgia

Hoy por la mañana fui a reinscribir a mi hermano (que por que el güey está trabajando no puede) a la preparatoria de la que egresé hace 3 años. Y puta, que recuerdos. Para empezar se ve que le han dado su manita de gato a las instalaciones, un poco de pintura, algunos nuevos edificios (o almacenes), un chingo de gente nueva (¡¡¡¿a pooooooooooooco?!!!).

También los maestros, primero saludé al “Ingeniero” Maqueda, y luego a Lauro Flores (así se llama, lo juro). Luego ví a “la kiss”, que también me reconoció y se detuvo a platicar conmigo un instante. Pude ver también a Alejandra Cabrera y a la doctora, que acabadas están, tan bien que llegaron a estar en sus (mis) tiempos. También me saludo la maestra Ma. Elena, quien insiste en enjaretarme a una chava que no me gusta (hasta mis maestras tratan de conseguirme novia, debo tener serios problemas). Y de paso ví a Saúl no se que (¿Sánchez?, ¿Pérez?, creo que si, Pérez), quien solo nos dio clases una semana, para decepción de todas mis compañeras; al verlo fue inevitable recordar a su hermana, la subdirectora en mis tiempos, y ¡que subdirectora!, lástima que ella no nos haya dado clases, seguro le hubiéramos puesto tooooooda la atención del mundo. Me faltó ver a Alba Rosa y a Luis Ibarra, los mejores maestros que tuve ahí (aunque tú digas que no, mendiga).

Mientras hacia fila para el proceso de reinscripción fue inevitable mirar a todos aquellos rincones de la escuela que tantos recuerdos me traían, un vistazo por aquí y ahhh, allí es donde Don Pablito (el conserje) le escondió la mochila a Dante, otro vistazo por acá y ahhh, ahí es donde pusieron a barrer a Toño por contestarle a Delfino (el prefecto), atrás de la banquita donde me animé a hablarle a Miriam. Luego volteo más hacia la izquierda y ahí está el sitio donde hicimos la práctica de las mangueras y el agua con Maqueda, y ahí también nos tomaron la foto para el tríptico informativo del año siguiente al que me gradué. ¡Y esa!, esa es la banca de piedra que tantas veces subimos a nuestro salón entre 6 cabrones (vaya que pesa) para tomar clase sentados sobre ella. Donde me sentaba a platicar con Miriam, ya no es ahora un lugar donde uno pueda sentarse. Allá atrás esta el pasillo al que casi no íbamos, y la banquita donde hablé con Marybel cuando había regresado de vacaciones. Y ahí, donde esta sentada una pareja, fue donde le pedí a Marybel que fuera mi novia. Ese es el edificio, donde tomaba clases, ese pasillo que caminé a diario durante 3 años, me vienen a la mente muchísimos recuerdos. Por allá el edificio del que Miriam nunca bajaba, ahh y en la parte de abajo Orientación Educativa, a donde fuimos a dar tantas veces para recibir nuestro regaño y castigo de acuerdo a la falta que habíamos cometido. A la derecha la tiendita, y luego las canchas de básquet. Más allá solía haber una cancha de fútbol de tierra, ahora es un vil terreno baldío.


Éntrele al CBTis 118, se la va a pasar rebonito

Cuantas madrizas, la vez que se armó el chinche al agua kilométrico contra los de cuarto cuando nosotros íbamos en segundo, todos los chinches al agua de los seis semestres, o al final, cuando las mujeres armaban el suyo. Aquellas cacerías por toda la escuela al “Clavi”, las madrizas por los cumpleaños, las bolitas, los medios de tortura medieval que eran: “ventana”, “cubículo” y barriga roja. Los baños donde madreamos a Toño y lo arrastramos en los meados, la jardinera donde me aplicaron “La Roca” entre el “Mamey” y el “Jammal”, todas las veces que nos pusieron a pintar nuestro salón, Dante subiendo las escaleras, dejando un rastro de pintura en la pared, o las marcas hechas con suelas de zapato y pintura en el techo del salón, la vez que nos cagaron a todos por la bomba de humo, el maestro puto que quería cenarse a Dante, Tinoco llegando “medio vestida” a clase, ¡¡¡la ola!!!, ¡¡¡Xóchitl: la ola!!!, las exposiciones con innumerables piropos y chiflidos hacia las expositoras, el ruido de zombis (¿zombis?) proveniente de la parte de atrás del salón a media clase, el sitio donde Marybel me dio el “NO” definitivo, el periódico mural que tire por madrear a “Chabelo” (o mientras huía de el, después de una madriza masiva), los putos del “G”, el salón con rejas, donde todos se asomaban como carceleros, las oficinas y las gordas mamonas que trabajaban ahí, incluso las salidas al “hoyo”, “Pinky” ahorcándome, tubo al “Fabe”, haciéndolo comer hojas y quitándole los calcetines para aventarlos al baldío, el “Fuck You” galaneando con las de pueri, Pino regañando a Dante por decir que íbamos en una “escuela de rancho”, los zapes a Valerio, las mujeres riéndose y echándonos aguas de las de Orientación, las mochilas suicidas (se aventaban desde las ventanas del segundo piso), al igual que las láminas de dibujo, los escupitajos subsecuentes, los cacahuatazos japoneses, que vendía Betty a $1, los balonazos en el salón, “Elvis” (sexual) cantando en inglés, la banquita donde nos reuníamos a platicar horas con Ma. Carmen, Yolanda y Gaby, o el sitio donde practicábamos el chaco-tabla skate boarding, la nueva tiendita, “Clavi” y “Chabelo” agarrándose a madrazos, las rifas en las que nos repartíamos a las viejas, jajaja, la tropa Goofy (o como sea que se escribe), las mocosas, las fantásticas, los trabajos forzados de albañilería como castigo en primer semestre, “chivo” y chela, o “chivo” y dulce, “Pinky” y Ana solos en el salón, y todos nosotros por fuera empañando las ventanas, los focos que rompimos (¿verdad Valerio?, jaja, idiota), las ventanas también, “Mendson” madreado por el Pooh, el saludo al jefe Dolphin, la despedida a Valerio, “Chivo” amarrado a una portería, Jaimes tras de Vicky, la “kiss” chocando contra Will, “Ren” mentando madres, la mochila del “Homero”, los sándwiches de 3 semanas en la mochila verde Adidas de Dante, la buchesona, la ex-barriga, el Pooh fregando por que “perdí a Andrea en la feria”, ¡¡¡los CHACOLASTRAS!!!, Iris sin ser invitada a la fiesta por olvido (aja, ¡¡puto!!), las clases de Alba Rosa en la biblioteca, etc, etc, etc.

Y así podría seguir, y escribir un blog completo detallando cada anécdota de la prepa, me sobraron experiencias. Cuantos recuerdos, pero sin duda lo que más extraño es la camaradería y la unión de grupo que logramos, nadie rajaba nunca, ni las mujeres, así nos cargaran a todos. Adiós a los estúpidos grupitos dentro de cada clase, todos nos llevábamos bien, y casi todos éramos amigos, hasta la fecha casi todos los somos. Bromas pesadas (y madrazos), todo era soportado, cada quien tenía más de 5 apodos cuando menos, unos más hirientes que otros, y no había pedo.

Sobra decir que si tuviera que repetir alguna etapa de mi vida escolar sería esa. Volver a la prepa, cuantos recuerdos, y que gran contraste con mi etapa escolar actual, que tras recordar esto me parece casi deprimente, seguro que de la generación en la que me encuentro saldrán varios salaryman, autómatas, oficinistas perfectos, pero muy poca gente creativa.

Tengo que regresar acompañado y dar un tour por ahí, también escribiré varias de las mejores anécdotas, son cosas que definitivamente jamás quiero olvidar, y de las que me reiré durante mucho, mucho tiempo.

8 comentarios:

Marco dijo...

Shale leyendo este inshe post tuyo psss hiciste ke me acordara de esos bellos tiempos en el CBTIS (mis tiempos), y pues te platicare rapidamente una de mis anecdotas en el CB (aunke no kieras te shingas y la lees) en clase de biologia cuando hacen la tipica practica para ver mocosines la profa al azar me eligio a mi para ser el ke aportara los mokillos yo amablemente le dije ke me eshara una mano y psss me mando a la ....... ya en clase delante de mis compañeros le dije ke nel ke no iba a dar nada a lo ke ella me contesto ke el masturbarse era algo muy natural, fue entonces cuando le pregunte ke si ella se masturbaba y se puso roja de la pena sin saber ke contestar y todos mis cuates riendo jo jo jo jo ke atrevido soy me dijeron unas de mis compañeras al salir de clase.

ElMulder dijo...

Jaja, estuvo cagada. En mi escuela nunca hicimos esa práctica, ¿en que plantel ibas tu?.

Dante dijo...

No mames compa, al leer este post no pude evitar recordar muchas cosas y es que la verdad fueron tiempos muy cabrones.

Te acuerdas cuando el pendejo de Lauro Flores me sacó? o de cuando Amaro nos cagó? hijo de su puta madre!!

Todavía recuerdo claramente el pinche día que subimos la banca de piedra. La idea fue de nosotros y como vimos que pesaba un putero llamamos a los demás. Me cago de risa al acordarme de pasámos por el pasillo de nuestro edificio evitando que Chistina (Pinche loca) nos viera.

Compa te estoy agradecido por la manera como salvaste mi mochila de Don Pablito, además, fue un buen pretexto para hablarle a Vicky. Aunque creo que estamos a mano porque yo te acompañé a hablarle a Miriam a costa de mis cacahuates con salsa.

Te acuerdas de las clases de Ibarra, de la práctica grupal de redes, de las prácticas con las mocosas cuando nos querían madrear, o de cuando Senegal le ganó a Francia en el juego inaugural del mundial Corea-Japón 2002?

Lo bueno es que hay evidencia de lo que nos sucedió y está plasmada en el LIBRO DE ORO DE LA SABIDURIA (Tomo I y II).

P.D. Estoy seguro que Iris no quería ir a la fiesta.

Ni pedo, la vida sigue... y la banda también aunque con algunas bajas por enculamiento.

ElMulder dijo...

Jajaja, no mames, todo lo que dices es cierto, y muy chingón.

Ahh, y casi lo olvido, hoy también ví a Christina (pinche loca) y a Irais, tu suegra puto!!!, bueno, no por que se te "olvidó invitarla a la fiesta", y si hubiera ido.

Tania dijo...

Jamás en mi vida me habían tocado maestros como esos y honestamente no creo que jamás me vuelva a pasar y de cierta manera lo agradezco porque.... mmta como el amo de los calabozos no hay ni habrá otro igual (Sí,estoy traumada todavía)lo mas chistooso es que en la maldita escuela pueden pasar 30 años y seguirá igual de fea, pero yo soy de la idea que el ambiente lo haces tú, no la escuela, deberían de hacer un historial de las veces que los de mecánica encerrarón a la Kiss en el salón y se puso a llorar o la vez que ella sola se estaba ahorcando con su mascada y del susto que casi chilla con el hamster que le sacamos en plena clase jajajaja (Probrecita casi se vuelve dibética la loca)

Marco dijo...

shale mulder a poko no hicieron esa practica? estube en el cbtis 82 en Taxco Guerrero

Just a little Emo_tional dijo...

Cha! Casi me sacas mis lagrimitas...
Que no hubiera dado por pasar la prepa por alla pero pues saliendo de la secu me trajeron a los pinches United y pues valio madre... Aca no es lo mismo... Pura gente hipocrita... Si, yo se quien no lo es... Pero aca cualquiera te da la espalda gacho y por las puras... Aunque tengo mis recuerdos de mis desmadres con los de ESL... y el equipo de soccer de la escuela... Recuerdos ... No se equivocan cuando dicen que recordar es volver a vivir.

ElMulder dijo...

Orale, ¿juegas o estuviste en un equipo de soccer?, ahora me caes mejor. Vientos.