06 junio 2005

Tiempo Libre

Ahhhh!!!, que ricas son las vacaciones, y más cuando están empezando, como hoy (bueno, para mi). Levantarse tarde (entre 8:30 y 9:00 según dicta mi cuerpo), olvidar aquellos pesados quehaceres escolares, no hay fechas de entrega de nada, cero ocupaciones obligatorias (excepto en mi caso, las hogareñas, pero que no requieren ningún esfuerzo mental), nada de elaborar programitas sin sentido, o escribir ensayos a lo güey.

Ahora, sin “tantas” ocupaciones, queda mucho tiempo libre, y para que no pase sin sentido, surge (al menos a mi) la interrogante: ¿en que gastarlo?, pasarse casi dos meses rascándose las berijas, viendo televisión todo el tiempo, saliendo a vagar no es una opción.

Por eso es que cada que me encuentro a punto de salir de vacaciones elaboro una lista mental de las cosas que tengo planeado hacer durante el tiempo libre venidero, que siempre comienza con una limpieza exhaustiva (bueno, no tanto) de mi cuarto, sacudir todo el polvo que se ha acumulado durante los últimos 6 meses (¿qué?, no es tanto), limpiar la computadora, ordenar el desmadre de archivos que haya generado durante el semestre, etc., cosas que se llevan a cabo en un día pues.

Luego viene lo bueno, tengo 8 libros de RIUS por leer (ahh, no, 9, Dante me prestó uno marca diablo: “500 años, fregados pero cristianos”), algunos comics que subió Huevo, (y Calleja me va a pasar más), terminar algunos posts que llevo tiempo escribiendo, finalizar la temporada en el FIFA 2004 (si ya se, está anticuado, ¿y que?) con mis 4 equipos, hacer más ejercicio (pffft, si, tan flaco y hago ejercicio, mejor debería comer), aprender a cocinar lo más fácil (este propósito se repite invariablemente cada vacaciones, nunca lo cumplo, y seguro esta vez no será la excepción), definitivamente jugar más fútbol, hay unas canchas a dos cuadras de mi casa, de hecho ahí crecí, extraño volver cada tarde, pero lo hago siempre durante vacaciones, jugar pin-pong con mi carnal, que oso retarme ante los ojos de toda la comunidad blogger (sus 3 lectores pues, de los cuales uno soy yo y otro el) y también voy a llevar mi solicitud al lugar donde generalmente trabajo cada verano, a ver si me contratan de nuevo.

Muchas veces nos quejamos de que no tenemos el tiempo necesario para hacer todo lo que queremos, pero me he fijado que generalmente solemos hacernos mensos gran parte del día “ocupados” en trivialidades, por ejemplo: pasar dos horas o más chateando por messenger, estar una hora platicando afuera de tu casa o por teléfono, ver programas de televisión sin sentirnos realmente atraídos por ellos. Creo que si todos nos diéramos cuenta del enorme tiempo que gastamos sin siquiera considerarlo, podríamos ser más eficientes en nuestras labores e incluso tener bastante tiempo libre. Trataré de hacerlo.

4 comentarios:

Changos dijo...

Jajajaja, todo ese tiempo libre se verá truncado cuando te propine tu reberenda putiza ping-pongera, estarás tan deprimido que nomás saldrás de tu cama para ir a modificar tu acta de nacimiento.

mehnnina dijo...

hola!!
que rico que estas de vacaciones, lastima que nuestra convivencia este dentro de la parte trivial de tu existencia, disfruta tus vacaciones y si quieres un día podemos intentar aprender a cocinar
cuidate

Liliana dijo...

OYEEEE!!! Ese tiempo desperdiciado en messenger, hablando por telefono o afuera d tu casa muchas veces es conmigo!!!! grrr!
ojala gane tu hermano en pin-pong! yo quiero ver eso!!!
jajaja

ElMulder dijo...

Chale, ya van dos viejas que se me hieren por este post, ¿yo que dije?. Me caen bien, no la hagan de tos.

Y Liliana, le voy a partir su madre sabroso a mi carnal en el ping-pong y si quieres puedes presenciarlo.